1480xPAGINA 25 ANIVERSARIO

No se la ha querido enmarcar en ninguna de las formas canónicas de los institutos de vida consagrada, pero, sobre todo, se ha querido reconocer su singularidad; eso sí, con la aprobación suprema y definitiva que corresponde a la autoridad del Papa y, por consiguiente, de derecho pontificio.

La sencilla y portentosa singularidad de La Obra de la Iglesia surge de la figura de su fundadora, la Madre Trinidad. La Obra de la Iglesia no es más que la continuadora de su misión en la Iglesia.

La finalidad de la Obra de la Iglesia viene expresamente citada en el referido Decreto de aprobación Pontificia: «Su finalidad es vivir tan profundamente el misterio de la Iglesia que desentrañe la riqueza de esta Santa Madre y, siendo testimonio vivo, por la vida y la palabra, presente a la Iglesia con toda su hermosura ante la vista de todos los hombres, para que estos, al mirarla, vean el rostro de Dios en ella y se repleten de la abundancia de su vida».

¿Quién es la Madre Trinidad?

La Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia es la fundadora y presidente de La Obra de la Iglesia.

Consagrada a Dios desde su juventud, en largos ratos de oración callada, Dios la fue introduciendo en su vida íntima, haciéndole vivir en honda sabiduría y amor todos los misterios de nuestra fe. De este modo la fue constituyendo en testigo, con la especial misión de cantar la hermosura y la grandeza de la Iglesia, ayudándola a presentarse tal cual es ante la vista de todos.

Durante más de veintiocho años, la Madre Trinidad vivió en Roma, junto a la Sede de Pedro, en su misión de ayudar al Papa y los Obispos con todo lo que Dios ponía en su alma para la Iglesia, y con el ofrecimiento de su vida y su cruz. Falleció el 28 de julio de 2021 en Roma.

Más información >

«¡Vete y dilo...!
¡Esto es para todos!»

¿Qué es La Obra de la Iglesia?

La Obra de la Iglesia es una institución de derecho pontificio fundada por la Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia.

Está formada por tres Ramas de vida consagrada, sacerdotal, masculina seglar y femenina, que forman el cuerpo central de la Obra; así como por otros grupos que abarcan todos los estados y vocaciones en la Iglesia: personas casadas, solteras, consagradas a Dios privadamente, jóvenes y niños. Todos con la misma misión de vivir profundamente su ser de Iglesia en una vida sencilla, siempre al lado del Papa y los Obispos, para ayudarles con su vida y su palabra a hacer la obra que Cristo les encomendó.

A través de sus centros de apostolado y parroquias, buscan llevar a todos la luz que el Señor puso en el alma de la Madre Trinidad para ayudar a la Iglesia.

Más información >

Teología viva para todos

«Es necesario que se ponga la teología al alcance de todos los hijos de Dios dándosela caldeada en el amor para que vivan en intimidad con la Familia Divina»

Escritos

Surgidos en la oración, fruto de la acción directa del Señor en el alma de la Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia son la enorme cantidad de sus escritos: temas en prosa, poesías, cartas, pensamientos… un verdadero tesoro espiritual para vitalización y saboreo de todos los hijos de Dios.

Audiovisuales

Grabaciones en audio y vídeo tomadas durante charlas y encuentros en los que la Madre Trinidad manifiesta con la fuerza del testigo las riquezas de nuestra fe, en un lenguaje sencillo, pero lleno de profundidad teológica y luz sobrenatural.

Últimas publicaciones

HIJO DE DIOS

«Es la Iglesia la que, mediante el bautismo, llena la capacidad que Dios puso en ti para ser hijo suyo. Es el bautismo la puerta que te introduce en el seno de tu Padre Dios y te hace partícipe de la Familia Divina, mediante la unción de la divinidad, que, al caer sobre ti, te hace tener un sacerdocio místico, recibido del Sumo y Eterno Sacerdote y que, por tu filiación divina, has de vivir en su máxima perfección.»

Leer más »

¡MISTERIO DE INÉDITA TERNURA!

¡Misterio de Navidad…! ¡Secreto de infinita ternura…!: En el silencio de la noche y de la incomprensión, bajo las notas vibrantes del Espíritu Santo, y en el desgarro de la maternidad de María, ¡¡en un pesebre se nos dijo el Amor…!!
¡Silencio, alma querida…! ¡Respeto y veneración! ¡Adora…! ¡Con los Ángeles de Dios, responde en amor…! Porque Dios, hecho Niño, de un momento a otro va a romper en llanto por primera vez en la tierra en un desgarro de soledad e incomprensión…

Leer más »

EL GRAN MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN

¡Oh naturaleza humana de Jesús…! Tan íntima y estrechamente se ha unido a ti el Verbo de la Vida, y tú a Él, en una adaptación como infinita, que sus más imperceptibles vibraciones repercuten en ti; siendo tu vivir y no pudiendo ser otro que el del mismo Dios Altísimo, ya que con Dios te has unido hipostáticamente en la persona del Verbo.

Leer más »
Go to Top